20 de Marzo, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys


























Salud Infantil



Página 8 de 11  


¿Por qué ronca mi hijo?


¿Por qué mi hijo ronca?



Si alguna vez escuchaste a tu hijo roncar mientras duerme y te has hecho esta pregunta, es mejor que pongas atención al siguiente artículo que refiere una cierta tendencia a la depresión y la ansiedad en estos casos de ronquidos infantiles.

Según un estudio filandés los menores que emiten estos ruidos nocturnos de forma habitual tienen más síntomas de trastornos del ánimo, además de un mayor número de problemas de lenguaje y atención que sus congéneres que duermen sin hacer este ruido.

Evea Aronen, del Hospital Central Universitario de Helsinki, es la directora del nuevo trabajo que forma parte de la investigación conocida como 'Problemas de Sueño Infantiles', en la que han participado 2.100 menores de entre uno y seis años de Helsinki y que ha sido publicado en el 'Journal of American Academy of Child & Adolescent'

Los estudiosos evaluaron a 43 preescolares de seis años cuyos padres confirmaron que sus hijos roncaban al menos una o dos veces a la semana y los compararon con otros 46 menores que no tenían este problema. Los progenitores rellenaron el Cuestionario de Comportamiento Infantil, además de que los menores fueron evaluados con otras pruebas que midieron aspectos relacionados con la atención, la inteligencia, las habilidades lingüísticas, las funciones sensomotoras, la memoria y el aprendizaje.

Los datos arrojaron que un 22% de los niños 'roncadores' frente al 11% de los que no lo son, padecía síntomas relacionados con trastornos del ánimo, especialmente depresión y ansiedad, lo suficientemente severos como para necesitar una evaluación clínica.

El ronquido se produce por la obstrucción en el flujo de aire a través de la boca y la nariz. El sonido obedece a los tejidos de la parte superior de las vías respiratorias que chocan entre ellas y vibran.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

27 de Abril, 2009 (18:00H)


¿Tu hijo sufre de estrés?


El estrés en los niñosEl estrés en los niños se puede presentar con dolores no identificables, mal humor, cansancio, desinterés y violencia, por ello debes poner atención a los síntomas que presenta y pensar el motivo que lleva a niños y adolescentes a estar ansiosos, cansados e irritables.

En ocasiones, los padres y docentes exigen mucho a los niños y no todos pueden dar este rendimiento, es aquí cuando surge la duda en los pequeños de que si deben hacerlo o tienen derecho a ser niños y tener tiempo para no hacer nada o jugar y estar con sus amigos.

Actualmente nuestros hijos deben estudiar idiomas, computación, pintura, música, hacer deportes, lucir bien, obtener buenas notas y no fracasar en ninguna de esas actividades, exigencias que desafortunadamente traen como resultado que niños de 8 ó 9 años se sientan estresados y angustiados porque no pueden con todo.

Podemos hablar de varias causas que provocan en el niño estrés y angustia. Una sociedad que cada día es más competitiva y padres junto a los docentes que sienten que tiene que exigirle para que esté preparado para competir.

Si de verdad deseas que tu hijo vuelque lo mejor de él, primero piensa en ofrecerle tranquilidad y pon mucha atención a lo que pasa a su alrededor. Preguntar siempre cómo se siente y escúchalo. Debes estar a los cambios de humor que experimenta y averigua qué pasa en la casa o en el colegio.

Conversa con toda la familia y busquen soluciones para ayudarlo. Dejarle algo de tiempo libre para que haga lo que quiera y compartir sus juegos y su espacio, es de gran ayuda a explorar su mundo real.

Darles sólo la información acorde a su edad y no cargarlos con problemas familiares que no pueden resolver. Intentar alejarlos de la idea de que en todo debe ser exitoso. Permíteles disfrutar del arte, pintar o escuchar música, jugar con amigos y no te olvides de poner límites al uso de la televisión y el Internet, que mal utilizados son los más dañinos para tus hijos.

Recuerda que el estrés es una respuesta frente a situaciones que provocan miedo o agotamiento, estas respuestas a veces no pueden ponerse en palabras y las da el cuerpo con síntomas descritos anteriormente.

Para finalizar, es muy importante evaluar a la familia, la escuela y todo lo que rodea al niño para ver qué provoca esta situación y cómo se lo puede ayudar.





Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

21 de Abril, 2009 (22:00H)


Las consecuencias de los problemas mentales infantiles


Las consecuencias de los problemas mentales en los niños



Un nuevo estudio demuestra que la mayoría de los chicos que se quita la vida o lo intenta, tenían problemas psiquiátricos de niños, lo que nos llama a reflexión para darle la debida importancia de detectar precozmente y tratar la patología mental en la infancia.

"Haber padecido una enfermedad mental en la infancia no predice el suicidio femenino. Este hallazgo está en la línea de estudios previos que han indicado la compleja asociación entre el sexo y el suicidio", expresaron los autores de la investigación, liderados por Anfre Sournader, del Departamento de Psiquiatría Infantil más del Hospital Universitario Turku, Finlandia. "En todos los países europeos, los suicidios son más frecuentes en los chicos que en las chicas aunque ellas tienen más intentos que ellos", manifiesta Sournader.

Esta investigación, publicada en la revista 'Archives of General Psychiatry', pertenece al trabajo conocido como 'Estudio Finlandés de los Nacidos en 1981'. En éste se ha incluido a 5.302 participantes a los que se ha examinado desde los 8 a los 24 años. Los estudiosos recopilaron información de los padres, profesores y de los mismos participantes a través de cuestionarios que discriminan la existencia de patología mental, así como de problemas de conducta. Además, a los muchachos y chicas se les formuló un test para evaluar la existencia de síntomas depresivos.

Las conclusiones arrojan que de las muertes acontecidas entre los participantes masculinos desde los ocho a los 24 años, 13 fueron suicidios. Entre las chicas, las defunciones fueron 16 y sólo dos de ellas se quitaron la vida. "Un total de 54 chicos y chicas o bien completaron el suicidio o bien su intento de llevarlo a cabo provocó su ingreso hospitalario. De los varones que murieron o lo intentaron, un 78% dio positivo a los ocho años en las pruebas que determinan la existencia de problemas psiquiátricos en comparación con el 11% de las mujeres", concluye el estudio.

También, la investigación añade que el perfil de los chicos con más riesgo de intentar quitarse la vida o de lograrlo es "que pertenecen con más frecuencia a familias sin padres biológicos y que sus profesores destacaron algún problema de conducta, como problemas emocionales o hiperactividad, cuando eran niños".

"Los intentos de suicidio o su consecución muestran un camino que persiste a lo largo de la vida y que arranca en la infancia. De hecho, en cinco de los casos los niveles de sintomatología psiquiátrica a los ocho años eran muy elevados. La ansiedad fue el trastorno que más fuertemente se ha relacionado con el hecho de quitarse la vida o de intentarlo", puntualizan los autores.

Frente a esta preocupante advertencia, los científicos creen que desde la comunidad médica se debe realizar un esfuerzo para animar a las personas de alto riesgo a que busquen ayuda en las consultas.
"Sólo una pequeña parte de los niños con psicopatología son diagnosticados y sólo una pequeña parte de ellos recibe tratamiento. Este es uno de los principales retos que deben plantearse los servicios de salud pública de los países desarrollados. Los niños tienen el derecho de conseguir la evaluación y el tratamiento también para sus problemas psiquiátricos, y esto debería ser una prioridad en la Seguridad Social", defiende la directora de la investigación.




Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

7 de Abril, 2009 (22:10H)


Compañías de plásticos ya no usarán bisfenol A


Biberones más seguros para la salud de los bebés



Una noticia que da tranquilidad. A pesar de que la FDA (Agencia reguladora de los medicamentos y alimentos en Estados Unidos) aseguró que el bisfenol A es un componente seguro, las compañías fabricantes de plásticos dejarán de fabricar sus productos con este elemento común en la fabricación de todo tipo de plásticos.

Playtex Products Inc., Gerber, Evenflo Co., Avent America Inc., Dr. Brown y Disney First Years han acordado prescindir del bisfenol A (BPA), la molécula clave en la producción de plástico policarbonatado, que por su cualidad de 'irrompible' se usa en una gran variedad de productos como botellas de agua, instrumental médico, cepillos de dientes, equipamiento deportivo, CDs y biberones.

La decisión de los fabricantes llega tras la petición elevada el pasado mes de octubre por el Fiscal General de Connecticut Richard Blumenthal, a la que se adhirieron los fiscales generales de Nueva Jersey y Delaware, para que estas compañías renunciaran voluntariamente al uso de BPA, especialmente, en los biberones.

"Eliminar el bisfenol A de los biberones es un importante primer paso", ha declarado el senador de Los Ángeles Fran Pavley. "Espero que los fabricantes de envases de leche en polvo para niños sigan el ejemplo y se den cuenta de los peligros de este químico para los cuerpos en desarrollo de los niños, que están ingiriendo una dosis diaria al filtrarse en su comida y bebida".

"Las pruebas son demasiado claras, tajantes e inequívocas como para permitir que esta cosa llegue a los niños de forma masiva", ha explicado Blumenthal, quien ha anunciado que perseguirá la "prohibición completa" del BPA en todos aquellos productos destinados a niños menores de res años.

El bisfenol A actúa en el organismo imitando la acción del estrógeno y podría, según advierten numerosos expertos, alterar el equilibrio hormonal del cuerpo provocando diferentes enfermedades. Varias investigaciones han constatado la presencia de problemas en las personas más expuestas a este químico.

En septiembre de 2008 la revista médica 'JAMA' hizo público un estudio que advertía que la exposición al BPA de la población general superaba los límites establecidos como seguros y que esta 'contaminación' podría estar provocando diabetes tipo 2 y alteraciones hepáticas. Otras investigaciones hablan daño neurológico, pubertad precoz, enfermedad cardiaca y cáncer.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

27 de Marzo, 2009 (11:00H)


La edad del padre en relación a la inteligencia del hijo


A más edad el padre, menos inteligente el hijo Un nuevo trabajo acaba de demostrar que la edad del padre tiene mucha relación con la inteligencia del niño. "Nuestro trabajo es el primero del que tengamos conocimiento que demuestra que los descendientes de padres mayores muestran una serie de daños en distintas habilidades neurocognitivas durante la infancia. Estos problemas persisten pese a tener en cuenta factores como el estatus socioeconómico o la salud mental paterna", determinan Sukanta Saha, del Centro Queensland de Investigación de Salud Mental y Adrian Barnett del Centro de Salud Mental en Richlands (ambos en Australia) y autores del trabajo.

Sus datos se suman a los obtenidos en estudios anteriores que han constatado que cuantos más años tiene el padre, más posibilidades poseen sus descendientes de sufrir cáncer, defectos cardiacos congénitos y trastornos neuropsiquiátricos como el autismo, la esquizofrenia y la enfermedad bipolar.

En la nueva investigación, publicada en el último ‘PLoS Medicine’, los autores reanalizaron los datos de 33. 437 menores, todos ellos incluidos en el Estudio Colaborativo Perinatal de EEUU [en el que entre 1959 y 1969 se reclutó a las mujeres embarazadas que acudían a 12 universidades estadounidenses afiliadas a centros clínicos]. Para ello evaluaron los resultados obtenidos en las pruebas de habilidades neurocognitivas de los pequeños realizadas a los ocho meses y a los cuatro y siete años. En esta ocasión, sin embargo, los investigadores incluyeron en el análisis ciertas variables como la edad de los padres y la diferencia entre ambas, así como sus niveles de educación. También tuvieron en cuenta los factores socioeconómicos.

Pese a que sus resultados muestran peores puntuaciones en los test de inteligencia elaborados por los hijos de padres más mayores, algo que no hallaron en las pruebas de descendientes de madres añosas, los autores insisten en que 'la evaluación de los menores es hasta los siete años, por lo que se desconoce si las habilidades neurocognitivas mejoran con el tiempo".

Tanto para los firmantes del trabajo como para Mary Cannon, del Centro de Educación e Investigación del Hospital Beaumont (Dublín, Irlanda) y firmante de un artículo ['El reloj también hace tic-tac para los hombres] que acompaña a la nueva investigación, "a diferencia de lo que sucede con los óvulos de la mujer que se forman periódicamente en el útero, el esperma del varón se acumula a lo largo del tiempo. Hay trabajos que han sugerido que esta acumulación favorece la aparición de mutaciones genéticas".

"Los factores genéticos y sociales pueden estar operando conjuntamente, y de ahí los datos obtenidos en la nueva investigación. No obstante, y teniendo en cuenta que la tendencia actual es que padres y madres retrasen cada vez más el momento de tener hijos, se deberían adoptar políticas encaminadas a divulgar los riesgos asociados al retraso en la paternidad, tal y como sucede en el trabajo"
, argumenta Mary Cannon.




Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

26 de Marzo, 2009 (09:00H)


Si su niño es hiperactivo


Un niño hiperactivoGracias a un novedoso trabajo, se sabe que los menores diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) son mucho más 'movidos' que los que no padecen este tipo de trastorno cuando tienen que realizar determinadas labores.

Si a un niño se le pide que resuelva una suma o explique qué es un monosílabo se moverá inquieto en su silla. Este ajetreo es un 'acto reflejo' que le permite fijar la atención y recurrir a su memoria. El TDAH , que afecta hasta el 6% de la población infantil española, se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

"Nuestros hallazgos ilustran de forma indirecta los comentarios de padres y profesores sobre cómo los niños hiperactivos 'no paran' cuando se involucran en ciertas actividades que, aparentemente, no requieren movimiento, cómo jugar al ordenador, al LEGO o ver la televisión. Y cómo este ajetreo aumenta cuando hacen los deberes en casa o tienen que aprender alguna lección en al aula", comenta Mark Rapport, del Departamento de Psicología, de la Universidad de California (EEUU) y autor principal de la nueva investigación.

El trabajo, publicado en el último ‘Journal of Abnormal Chile Psychology’ midió de forma 'objetiva' los niveles de actividad de un grupo de 12 menores de entre ocho y 12 años diagnosticados de TDAH que fueron comparados con otros 11 niños de las mismas edades pero que no padecían ningún trastorno mental. A todos ellos se les aplicó unas muñequeras y tobilleras con sensores capaces de registrar su actividad motora. Los participantes fueron sometidos a pruebas fonológicas, problemas de matemáticas y de memorización.

"Colectivamente, los chicos con TDAH mostraban una actividad motora desproporcionada en comparación con los del grupo control cuando se les encomiaba alguna tarea en la que estaba involucrada la memoria. Este es el primer experimento que demuestra una asociación funcional entre el típico exceso de movimiento de los hiperactivos y la realización de tareas que involucran la memoria visual y verbal", declaran los investigadores. Para los autores del trabajo, "este resultado indica que los hiperactivos necesitan moverse más para mantener los niveles requeridos de alerta mientras que realizan tareas que desafían el trabajo de su memoria".

Además, el investigador aconseja a los padres y a los profesores que utilicen distintas estrategias para minimizar el esfuerzo que supone para estos niños trabajar con la memoria, como darles las instrucciones por escrito, utilizar notas para chequear si han realizado todas las tareas. Además, cuando estén haciendo las tareas en casa déjele que se levante o masque chicle.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

25 de Marzo, 2009 (06:00H)


Páginas: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | ... | 11 | Siguiente






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud