24 de Junio, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys


























Salud Infantil



Página 4 de 11  


Posible causa genética en la obesidad infantil


Posible causa genética, responsable de la obesidad infantil



Un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), en su afán de investigar sobre qué supresiones o copias extra de segmentos de ADN están relacionadas con la obesidad, ha encontrado varias supresiones raras que pueden ser las responsables del apetito insaciable y la elevada capacidad para ganar kilos que sufren muchas niños o personal adultas.


Para estudio, que se publicada en la revista 'Nature', se contó con la participación de 300 niños de 10 años con obesidad extrema (un peso de cerca de 100 kilos) que fueron comparados con 7.366 menores sanos de peso normal.


Según sus análisis, los científicos encontraron supresiones en el cromosoma 16, concretamente de un gen, el SH2B1, en el grupo de niños con excesivos kilos en comparación con los que formaron el grupo control.


Este juega un papel fundamental en la regulación del organismo, en las señales metabólicas de las moléculas leptina e insulina y en el uso de energía de los alimentos.


Las personas con "supresiones que implican este gen poseen una fuerte tendencia a comer y aumentan su peso con mucha más facilidad que las que no tienen estas supresiones", señala Sadaf Farooqi, autora principal de la investigación.


Los investigadores británicos subrayan que: “pese a que ya se han constatado supresiones de ADN en otras patologías como el autismo o el retraso mental, está es la primera vez que se constata su existencia en una enfermedad metabólica".


Además, el estudio reveló que los menores obesos presentaban una resistencia a la insulina "más elevada de lo que correspondía a su peso, lo que plantea la necesidad de someter a tratamiento farmacológicos a los menores con este problema genético con el fin de prevenir el desarrollo de diabetes".



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

9 de Diciembre, 2009 (19:28H)


El hambre conlleva a una discapacidad infantil física e intelectual


El hambre conlleva a desarrollar una discapacidad física e intelectual



Un trabajo, publicado en la revista ‘The Lancet’ y dirigido por Carissa Gottlieb, de la Universidad de Wisconsin (Estados Unidos), la deficiente alimentación de los niños, podría desarrollar en ellos una discapacidad física e intelectual.


En el estudio, se analizaron los casos de 200.000 niños de edades comprendidas entre los 2 y los 9 años procedentes de 18 países con dificultades económicas. Mediante un cuestionario recomendado por UNICEF, los investigadores midieron la situación de los pequeños, entre otras situaciones, se evaluaba si tenían dificultades visuales, de audición, de comprensión, etc. Y también los investigadores analizaron otras variables, como si los pequeños habían sido amamantados, cuál era su peso o qué tipo de actividades relacionadas con el aprendizaje realizaban.


Los resultados de la investigación arrojaron que un 23% de los niños más pequeños (entre 2 y 4 años) presentaba algún tipo de discapacidad. El estudio también puso de manifiesto que algunos factores parecían influir claramente en las posibilidades de estos problemas. Así, aquellos que no habían sido amamantados tenían mayor riesgo de discapacidad. Este riesgo también era mayor en los pequeños que no habían tomado suplementos de vitamina A y entre quienes presentaban un peso menor.


Asimismo, el acceso a la educación también parecía clave. De este modo, los niños que accedían a tareas de aprendizaje frecuentemente presentaban un riesgo menor de problemas.


Frente a estos resultados, los autores del estudio reconocen que las características de su investigación no permiten establecer una relación causal entre los factores identificados y el riesgo de discapacidad. Sin embargo, subrayan que sus hallazgos dan la voz de alarma sobre un problema importante, por lo que reclaman nuevas investigaciones al respecto.


En un comentario que acompaña a este trabajo, Jean-François Trani, del University College de Londres (Reino Unido) remarca la necesidad de evaluar el alcance de la discapacidad infantil en los países más desfavorecidos y demanda esfuerzos coordinados para obtener herramientas que permitan obtener esa visión global.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

2 de Diciembre, 2009 (16:00H)


¿Cómo predecir y prevenir la dermatitis atópica infantil?


Posibles causas se la dermatitis atópica infantil



Según un grupo de investigadores, la dermatitis atópica infantil puede asociarse a diferentes factores, entre ellos: pintar las paredes, cambiar el mobiliario y hacer cualquier tipo de reformas en casa durante el embarazo, además, los hongos que producen las humedades de las paredes también están asociados significativamente con este tipo de dermatitis.


El equipo del departamento de Medicina de la Universidad Nacional de Taiwán concluyó que el riesgo más alto de padecer dermatitis atópica infantil (70,1%) lo tenían aquellos niños cuyos padres también padecían la enfermedad y que, casualmente, durante el embarazo de la madre, habían coexistido dos situaciones en casa: humedades y reformas. Por el contrario, los casos con el mínimo riesgo correspondían a las niñas en las que no se daba ninguno de los anteriores condicionantes.


En el estudio se examinaron los casos de 20.687 bebés. Los estudiosos realizaron entrevistas a los padres para obtener información sobre los factores hereditarios y ambientales cuando los pequeños tenían seis meses de vida.


Estos datos, subrayan los autores del estudio, "nos permiten identificar a los bebés que tienen un riesgo elevado y nos da la posibilidad de aplicar medidas preventivas, siempre a nivel ambiental".



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

26 de Noviembre, 2009 (06:00H)


Las marcas en los bebés recién nacidos


Las marcas en los bebés recién nacidos



Un bebé puede presentar marcas de nacimiento antes de nacer o al poco tiempo del nacimiento. Uno de los tipos más frecuentes de marca de nacimiento es el hemangioma, que aparecen cuando muchos vasos sanguíneos se agrupan en un área de la piel.


Hasta el momento se desconoce la causa del por qué se agrupan los vasos sanguíneos, pero es necesario saber que la mayoría de estas marcas de nacimiento no duelen en absoluto y habitualmente no son un signo de ninguna enfermedad.


Algunos bebés tienen este tipo de marcas en la parte posterior del cuello (donde se llaman hemangioma plano o "picotazo de cigüeña") o entre las cejas (donde se denominan "besos de ángel"). Estas marcas de nacimiento suelen desaparecer durante las primeras semanas o meses de vida.


Un tipo de hemangioma es el hemangioma en fresa, que son de un color rojo vivo y sobresalen de la piel, por lo que su aspecto puede recordar un poco al de una fresa. Algunas de estas marcas desaparecen solas cuando el niño tiene unos 5 años.


Hay otro tipo de hemangioma es el que se encuentra por debajo de la capa más superficial de la piel. Se conoce como hemangioma cavernoso y se encuentra a mayor profundidad que la capa más superficial de la piel. Este tipo de marca de nacimiento sobresale más que el hemangioma en fresa. También es de otro color: no de un rojo vivo, como una fresa, sino de un rojo más azulado.


Los hemangiomas cavernosos no suelen desaparecer por sí solos.
Otro tipo de hemangioma son las manchas tipo "vino de Oporto". No sobresalen ni tienen relieve como los hemangiomas en fresa o cavernosos - están nivelados con la capa más superficial de la piel. Una mancha tipo "vino de Oporto" es un área de la piel que es o bien de color granate (entre morada y roja) o bien de color rojo oscuro. Recibe su nombre por el vino de Oporto, que es de color granate oscuro. Este tipo de manchas suelen aparecer en la cara y el cuello.


Las marcas de nacimiento no tienen importancia médica y los niños que las tienen no son distintos de los que no las tienen.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

9 de Noviembre, 2009 (23:00H)


UNICEF y la OMS en la lucha contra las muertes causadas por la diarrea infantil


UNICEF y OMS juntos contra la muerte de niños a causa de la diarreaUNICEF y OMS juntos contra la muerte de niños a causa de la diarrea



Lamentablemente, la diarrea sigue siendo la segunda causa de muerte en niños. Alrededor de un millón y medio de pequeños, principalmente en los países menos favorecidos, fallecen a causa de este trastorno cada año.


Frente a esta situación, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) centrarán todos sus esfuerzos en mejorar el control de esta enfermedad. Estos organismos acaban de publicar un informe que incluye un plan de siete puntos para mejorar la prevención de la diarrea infantil y ampliar la disponibilidad de sus tratamientos.


En el ámbito de la prevención las medidas sugeridas son:
- Ampliar la vacunación contra el rotavirus y el sarampión
- Promover la lactancia materna temprana y exclusiva y el uso de suplementos de vitamina A
- Fomentar el lavado de manos con jabón
- Mejorar la calidad y la cantidad de agua disponible, incluido el tratamiento y el almacenamiento seguro del agua corriente
- Promover el acceso público a mejores servicios sanitarios


"Se han hecho progresos en algunas áreas, como el uso de suplementos de vitamina A, la inmunización contra el sarampión, el acceso a agua potable segura y la lactancia materna. Pero en otras áreas queda mucho trabajo por hacer", señala un comentario publicado en la revista 'The Lancet' con motivo de la publicación del informe.


"La vacuna contra el rotavirus no está disponible en la mayoría de los países en desarrollo. Cerca de dos millones y medio de personas no tienen acceso a instalaciones sanitarias y casi un millón no dispone de fuentes de agua potable", señalan los autores de este artículo, coordinado por Tessa Wardlaw, de UNICEF y Elizabeth Mason, directora del Departamento de Salud y Desarrollo infantil y adolescente de la OMS.


“La infección por rotavirus provoca el 40% de las hospitalizaciones relacionadas con la diarrea, por lo que acelerar la introducción de la vacuna, principalmente en Asia y África, los continentes que más sufren la acción del virus, debe convertirse en una prioridad internacional", remarcan.


Y en cuanto a las terapias, el reto contempla lo siguiente:


- Tratamientos de aporte de líquidos para prevenir la deshidratación
- Uso de suplementos de zinc. La combinación de ambos tratamiento es muy efectiva para reducir la severidad, la duración y las probabilidades de recaída, asegura Mason, además de recordar la importancia de lograr un compromiso y una unidad global para alcanzar la meta propuesta.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

25 de Octubre, 2009 (04:00H)


La lactoferrina bovina en la prevención de las infecciones graves en los bebés prematuros


La lactoferrina bovina en la prevención de las infecciones graves en los bebés prematuros



Según un estudio, realizada por un grupo de científicos italianos encabezados por el doctor Paolo Manzoni, de la Unidad de Neonatología y Cuidados Intensivos Neonatales del hospital de Santa Anna en Torino, incluir en la alimentación de los prematuros la proteína lactoferrina bovina, sola o acompañada de un probiótico ('Lactobacillus rhamnosus' GG), podría prevenir la incidencia de sepsis neonatal (infección grave que aparece pasadas al menos 72 horas del alumbramiento).


La lactoferrina bovina también puede impedir el crecimiento de una amplia variedad de bacterias hongos y virus y además, en estudios de laboratorio, esta glicoproteína ha demostrado una actividad antibacteriana aun mayor que la lactoferrina humana.


Para arribar a estos resultados, el estudio contó con 472 niños, los cuales fueron divididos en tres grupos. Un grupo de 153 neonatos recibieron por vía oral sólo la lactoferrina bovina, el otro de 151 tomaron lactoferrina bovina combinada con el probiótico LGG y en el tercero de 168 tomaron placebo. El tratamiento se prolongó durante los primeros 30 días de vida de los bebés que pesaban más de 1.000 gramos y hasta los 45 días en el caso de los que habían pesado menos de 1 kg.


De 45 prematuros que desarrollaron su primer episodio de sepsis tardía se observó que la incidencia fue muy inferior entre los neonatos que habían recibido lactoferrina bovina, sola o combinada con LGG, ya que mientras estos la sufrieron en un 5,9% y un 4,6% respectivamente, quienes habían recibido placebo presentaron una incidencia del 17,3%.


De otro lado, la mortalidad fue del 0% en los que solo tomaron lactoferrina, 0,7% en los que la ingirieron combinada con el lactobacillus; pero afectó al 4,8% de los que habían recibido solo el placebo.



Publicado por Irma Ocampo en Salud Infantil

17 de Octubre, 2009 (00:12H)


Páginas: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | ... | 11 | Siguiente






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud