27 de Mayo, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys

























¿Tienes alguna manía?




Dicen que la mayoría (o todos) tenemos por lo menos alguna manía escondida por ahí, quizá sabemos controlarla y por eso todavía no representa un problema para nosotros. Pero ¿qué sucede cuando esas manías se vuelven irrazonablemente indomables?


Para comenzar tenemos que saber que una manía es un acto rutinario que se transforma en algo repetitivo y que de alguna forma nos ayuda a tranquilizar la ansiedad que sentimos en un momento de tensión.


Hay pequeñas manías como morderse los labios o torcerse los dedos, pero hay otras que bordean lo ilógico como no pisar rayas en el suelo, picarnos la cara o la nariz constantemente, leer una revista de atrás hacia adelante o sentarnos siempre en el mismo lugar.



Todos estos actos se consideran hasta normal en la medida que no los llevemos a ningún extremo. Aunque las manías son difíciles de quitar, se necesita de una gran fuerza de voluntad y autocontrol para tratarlas.


Lo primero que debes hacer es investigar el momento en que éstas se dan, qué es lo que nos produce tal ansiedad que recurrimos a la manía. Generalmente los especialistas tratan el problema de fondo que es el que realmente causa las manías. Las más comunes son las relacionadas con la higiene, la seguridad y el orden


Estas acciones repetitivas suelen traer más problemas de los que te imaginas, dificultan la convivencia y hacen muy difícil compartir con otras personas. La mayoría de personas que presentan manías son las que viven solas, adultos mayores, los perfeccionistas y aquellos que viven rodeados de un ambiente de acciones compulsivas.



Para tratar las manías debemos acudir a un especialista y poner mucho de nuestra parte.



Publicado en Salud Mental por Angela Cornejo

Tags:  manias , trastornos compulsivos , ansiedad
14 de Agosto, 2010 (04:00H)


Enviar a:

Artículos relacionados:






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud