24 de Mayo, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys

























Llevar trabajo a casa es una de las causas del estrés



trabajo en casa


Un estudio realizado en Canadá y Estados Unidos ha dado como resultado que al menos un 50% personas llevan trabajo a casa. Lo que representaría una de las causas más importantes para el estrés.


Las enormes exigencias del día a día representan un desafío para las personas con mayor grado de competencia en el mercado laboral. Scott Schieman, de la Universidad de Toronto dijo que las personas con mayor educación y mejores ofertas laborales son aquellas que han reportado mayores dificultades al grado de afirmar que el trabajo interfiere en sus vidas personales.


Hecho que nos hace llegar a la conclusión de que a mayor estatus el nivel de estrés crece. Claro que muchos envidiamos las altas posiciones gerenciales, pero como todo tiene un lado negativo, llevar el trabajo a casa es uno de los motivos por los que los cargos de mayor responsabilidad generan mayor estrés.


trabajo en casa


Aunque el estrés es un mecanismo natural que el cuerpo emplea para defenderse de una situación agobiante, los cambios que genera pueden resultar en ansiedad, insomnio, depresión y hasta enfermedades cardiacas.


Para efectuar el estudio se preguntó a 1800 empleados acerca de la frecuencia con la que el trabajo interfiere en su vida de hogar y cuanto tiempo le dedican al trabajo en relación con su tiempo libre y su vida social. Los resultados arrojaron lo que ya conocemos, la mitad de ellos dijo sentir su vida hogareña y social por el trabajo. Una de las soluciones es cambiar de trabajo y que la mejor forma de terminar con el actual trabajo es a través de una carta de renuncia. Existen muchos ejemplo de carta de renuncia, de los que te podrás nutrir para crear la tuya propia.


Ante tan preocupantes conclusiones ha llegado el momento de preguntarnos ¿Qué es lo realmente importante para nosotros? Pongamos en una balanza todas las cosas que amamos y nuestro trabajo y decidamos cuál de ellos vale más la pena.


trabajo en casa


Viajar a algún lugar relajante


Tener especattivas de un viaje nada más tener vacaciones es algo que ayuda mucho en el día a día laboral. Viajar a playas como Jávea, Moraira o Denia es una buena idea si queremos alejarnos del estrés pero sin renunciar a las comodidades de lugares poblados (actividades, supermercados, restaurantes). Muchos optan por el alquiler apartamento en Javea donde poder descansar y eliminar el estrés durante las semanas. Sin duda, es una opción a valorar.


Si viajas con niños, determina las preferencias del viaje de tu familia. Sentarse y discutir las ideas e intereses es lo mejor que se puede hacer. Los viajes memorables son aquellos en los que cada miembro de la familia puede experimentar algo que aman. Hable sobre presupuestos, expectativas y cómo puede trabajar con los dólares disponibles para planear un viaje familiar emocionante. Los expertos en viajes han descubierto que las vacaciones familiares más exitosas son aquellas en las que participan tanto padres como niños a la hora de elegir destinos y planificar su viaje. A través de estas conversaciones, aprenderá más sobre las necesidades de los demás y encontrará destinos y actividades que se adaptarán a toda la familia.


Obviamente no te estamos diciendo que renuncies a tu trabajo o que lo desatiendas, sino lo que te sugerimos es que busques la forma de encontrar equilibrio en ambas tareas. Sin duda tu familia siempre será más importante que todo así que sólo debes organizar mejor tus responsabilidades laborales para dejar libre un momento que podrás compartir con tu esposa y tus hijos.


Ver crecer a tus hijos, una cena romántica con tu esposa o una divertida salida de amigos es algo que el trabajo no te pagará ni te devolverá de ninguna manera. Toma las decisiones correctas y no te conviertas en parte de las tristes estadísticas.



Publicado en Estres por Angela Cornejo

Tags:  estres , causas , soluciones
7 de Agosto, 2010 (01:00H)


Enviar a:

Artículos relacionados:






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud