25 de Mayo, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys

























Nueva cirugía para el cáncer de recto



Nueva cirugía para el cáncer de recto



Un equipo de especialistas españoles y estadounidenses ha recurrido a la endoscopia a través de orificios naturales para extirpar el cáncer de recto por el ano. Una cirugía menos invasiva, sin cicatrices visibles, válido para ambos sexos y con una recuperación más rápida del paciente.


Una mujer de 76 años fue la primera paciente en todo el mundo en someterse a la citada cirugía. "Se trataba de un cáncer relativamente extenso que, antes de operar, se redujo con quimioterapia y radioterapia", explica el doctor Antonio María de Lacy, jefe de cirugía gastrointestinal del Hospital Clínic de Barcelona, quien junto a la doctora Patricia Sylla, del Hospital General de Massachusetts de Boston (EEUU), han dirigido la revolucionaria intervención.


La nueva cirugía se llama 'Cirugía Endoscópica Trasluminal por Orificios Naturales' ('NOTES', sus siglas en inglés) y ya se ha empleado con otros fines, como extraer la vesícula por la boca o por la vagina.


"La microcirugía transanal endoscópica (TEM) lleva 20 años empleándose para extirpar tumores localmente [...] Ahora usamos el mismo tubo de la TEM, de unos 20 milímetros, y operamos a través de él. Introducimos una óptica y dos instrumentos", aclara Lacy.


Como explica Antonio María de Lacy, durante la intervención, primero se cerró el recto con un punto y luego se realizó un corte circular del mismo. A continuación, se introdujo el tubo por el que se operó.


Se reservaron tres centímetros del recto, desde el ano, y se pasó a resecar la parte que se iba a extraer. Entre otros, se cortaron, desde el origen, la arteria y la vena mesentérica inferiores.


Tras la resección, se pasó a quitar el tumor y la zona circundante al mismo. Por último, se empalmó el colon descendente con los tres centímetros de recto.


Tras la intervención, tanto con la nueva técnica como con la tradicional, el enfermo tiene que llevar durante seis u ocho semanas una bolsa de colostomía para derivar el contenido fecal al exterior hasta que la herida interna haya cicatrizado. Una vez pasado ese tiempo, se retira la bolsa, se cierra el orificio creado a nivel del intestino delgado y el paciente puede volver a defecar de forma normal.


Vía: elmundo.es



Publicado en Cáncer por Irma Ocampo

Tags:  cirugia , cancer , recto
3 de Diciembre, 2009 (19:00H)


Enviar a:

Artículos relacionados:






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud