20 de Marzo, 2019

    Secciones

    Buscar artículos
    Nuestros Blogys

























El tabaco y los riesgos en la piel



El tabaco y los riesgos en la piel



Numerosos estudios han revelado los daños que genera el tabaco en nuestra piel. A esta anomalía se la conoce como el 'rostro del fumador'. La persona presenta una piel rugosa y un tanto grisácea, su cara deja a la vista los relieves óseos (especialmente de los pómulos), los labios y los ojos están rodeados de arrugas finas, líneas profundas y superficiales en las mejillas y las mandíbulas.

Según señalan los expertos, las arrugas de los fumadores son distintas, más estrechas, profundas y con contornos bien marcados. Los efectos nocivos del tabaco no sólo afectan a la dermis. El cuero cabelludo pierde luminosidad y se vuelve quebradizo, incrementa su porosidad y adquiere un olor muy característico de los cigarrillos. Además la uñas se debilitan, están más frágiles y pierden brillo.

Todos estos cambios causados por el humo del tabaco suelen manifestarse a partir de los 35 años y son directamente proporcionales al grado de consumo. Además, el tabaco se asocia con otras alteraciones dermatológicas. Incrementa el riesgo de aparición de psoriasis y reduce la respuesta a los distintos tratamientos. El humo del cigarro también afecta a la cicatrización de las heridas. Julián Conejo-Mir, presidente de la Academia Española de Dermatología y Veneoreología (AEDV), insiste en que "también provoca acné, cáncer cutáneo y alteraciones en la estética bucal".

A este enterder, dejar el cigarrillo puede ser el comienzo de una vida sana y sin riesgos.



Publicado en Otros por Irma Ocampo

Tags:  tabaco , peligros , piel
3 de Marzo, 2009 (11:00H)


Enviar a:

Artículos relacionados:






  Blogs

© 2006 - 2019 Blogys
El blog de la buena salud